| Blog

Tenencia responsable, obligaciones de propietarios de mascotas.

Los animales de compañía cada día tienen una mayor consideración en nuestra sociedad y ocupan un lugar destacado en nuestras familias. Son múltiples los beneficios que nos pueden proporcionar, a nuestros niños, a nuestros mayores, a nosotros mismos. Compañía, afecto, aumento de nuestra actividad física. Despertar valores en los más pequeños sobre responsabilidad, dedicación, orden, paciencia son también beneficios que nos pueden aportar.

Pero también pueden ser un motivo de conflictos, tanto en la familia como con relación a los vecinos o al resto de la sociedad.

Ser propietario de una mascota conlleva una serie de responsabilidades que han de ser tenidas en cuenta siempre de forma previa a la adquisición de la misma.

La falta de información y, sobre todo, la falta de formación de algunos propietarios de mascotas, genera multitud de problemas tanto a los propios animales como a terceras personas.

En primer lugar, debemos preguntarnos ¿por qué quiero un animal de compañía?

A veces es el gran deseo de tus hijos. Todos los años te piden tener un perro o un gato. Su insistencia, a veces no tiene límite, y aceptan cualquier compromiso por duro que sea. Pero con el tiempo la realidad es otra. Su deseo se convertirá en tu responsabilidad.

Otras veces el motivo de plantearte tener un animal de compañía pasa por la necesidad de combatir la soledad, o por la pena que despierta un animal, o por que es el perro de moda y lo tienen tus amigos.

Esa primera pregunta hay que meditarla para contestarla. La decisión no puede ser impulsiva. Debemos conocer que adquirimos un compromiso y una responsabilidad para un periodo largo, de 10 a 15 años, y lo más importante, el animal no es un objeto de consumo ¿Estamos dispuestos?

No es lo mismo ser propietario de un perro que serlo de un gato o de una especie exótica.

Por lo tanto, se hace necesario hacer unas previsiones básicas antes de adquirir una mascota de forma responsable:

¿Conozco las necesidades de la mascota que voy a adquirir?

Cada especie tiene unas necesidades concretas que deben ser conocidas y previstas por los nuevos propietarios. El numero de especies animales que podemos tener como animales de compañía es muy amplio. No todas tienen el mismo nivel de interacción con las personas. Sus necesidades son muy variadas, a veces muy exigentes, pero todas requieren un mínimo de dedicación, tiempo, y atención.

¿Estoy en condiciones de cumplir estas necesidades?

Es fundamental que seamos capaces de satisfacer las necesidades del animal encajando en nuestra obligaciones y costumbres, haciéndolo compatible con nuestro ritmo de vida y hábitos diarios. El encaje ha de ser holgado y flexible para poder disfrutar y también para afrontar las incidencias que en algún momento se pueden presentar.

¿Conozco la normativa que afecta a la tenencia de esta mascota?

Además de la legislación nacional, que puede afectar a algunos animales, hay normativa sobre bienestar y tenencia de animales de compañía en todas las comunidades autónomas, y en la mayor parte de los ayuntamientos. Es a éstos a los que les corresponde el control de los animales de compañía y velar por el cumplimiento de las normas de convivencia. Es necesario tener conocimiento de las normas que nos puedan afectar, especialmente de las ordenanzas municipales de la ciudad donde vivamos.

¿Dispongo del tiempo, la paciencia y el dinero suficiente como para hacer frente a los problemas de salud y conductuales que puedan surgir?

Sin duda lo que nos aportan los animales de compañía, especialmente aquellos que más interactúan con las personas, perros y gatos principalmente, en cariño, afecto, lealtad no podemos ponerle precio, porque no lo tiene.  No ocurre lo mismo con lo que nosotros debemos aportar para su cuidado y mantenimiento. En el caso de los perros y gatos sanos estamos hablando de un gasto medio de 800 y 500 euros al año por animal, respectivamente.

¿En la familia todos están de acuerdo con tener un animal de compañía?

En muchas familias, el animal de compañía es considerado un miembro más de la misma. Pero no debemos olvidar que es un animal y que deberemos establecer unas normas para su cuidado como tal. Es fundamental que todos sepan qué deben hacer con el animal, como comportarse, pues en definitiva los animales aprenden de nuestras acciones y omisiones.

En algunas ocasiones, determinadas conductas de algún miembro de la familia pueden provocar frustraciones, ansiedad o miedo, especialmente en los perros, que puede desembocar en modificaciones de conducta, manifestándose como agresividad. Por ello es fundamental conocer cómo debemos educar al animal y acudir a un profesional del adiestramiento. Cuanto mejor educado esté nuestro animal, la convivencia familiar, y con el resto de ciudadanos, será mucho más fácil y satisfactoria para todos.

En la página web de nuestro Ayuntamiento (Vitoria-Gasteiz) se puede consultar un documento que se diseñó específicamente para perros, ya que al ser la especie doméstica que más frecuentemente se encuentra en vía pública es por ello que también su tenencia se encuentra altamente regulada.

El título del documento es “Tu perro en la Ciudad, cuídalo y edúcalo” y además aparece como subtítulo “Una convivencia agradable para todos”. Y creo que poco más se puede decir en dos frases con relación a lo que debería ser una tenencia responsable de una mascota.

Pinchando este link se puede acceder directamente al documento:

https://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/24/59/2459.pdf

SI TIENES DUDAS, ACUDE A TU AYUNTAMIENTO Y PREGUNTA POR EL VETERINARIO MUNICIPAL

 Autores: Juan Aramburu Aguirre y Pepe Fernández Basterra, veterinarios municipales.

Ayuntamiento: Vitoria-Gasteiz

 

Pin It


Envíanos tus noticias

Entra en nuestra comunidad

Accede a nuestra comunidad de adoptantes. Elige tu perfil y regístrate.