fbpx
| Blog

¿QUÉ NECESITAMOS SABER SOBRE SEGUROS PARA MASCOTAS?

A menudo los propietarios de mascotas no sabemos cuáles son las opciones que nos garantizan tener acceso a las mejores atenciones en lo que su salud se refiere. Nos hablan de planes de salud, de seguros obligatorios, de accidentes… y no nos aclaramos.

Vamos a intentar explicar claramente las diferencias básicas entre esos conceptos para así poder elegir la mejor alternativa.

Diferencias entre plan de salud y seguro:

1.¿Qué es un plan de salud?

Un plan de salud es un conjunto de servicios, en su mayoría de carácter preventivo, ideado por una clínica veterinaria exclusivamente para sus clientes: Un plan de salud sólo tiene vigencia en la clínica que lo propone.

El fin de un plan de salud es evitar que el animal enferme y controlar que no haya transmisión de patologías del animal al ser humano (zoonosis). Por lo tanto, el plan de salud suele incluir las vacunas, desparasitaciones, chequeos anuales (como una analítica general, un control de leishmania, …).

En lo básico, los planes de salud de las clínicas se parecen bastante entre sí. Sin embargo, algunas clínicas proponen planes que incluyen, además de la prevención, otros servicios tales como consultas (ilimitadas o definidas), descuentos en pruebas realizadas en la clínica, descuentos en alimentación.

La fórmula económica suele ser el pago mensual de los servicios presumiblemente necesarios a lo largo del año (cuyo coste calcula la clínica previamente).

Un plan de salud, por tanto, nunca cubrirá los gastos fuera de ese centro concreto ni los gastos generados por un servicio no contemplados en el plan, ni por un servicio prestado en el centro por un veterinario que no esté en plantilla (especialista ambulante).

2. ¿Qué es un seguro para mascotas?

En relación con los animales de compañía existen distintos tipos de seguros, cuyo alcance es distinto según el fin para el que se suscriben.

  • Seguro de responsabilidad civil:

Obligatorio e ineludible suscribirlo si somos propietarios de una mascota (perro) incluida dentro de las razas potencialmente peligrosas (conocidas como PPP), cuya mordedura puede derivar en daños graves.

Para el resto de razas de perros, sólo es obligatorio en determinadas Comunidades (Madrid, Cataluña, País Vasco). Sin embargo, en caso de un conflicto (ataque a una persona u otro animal, deterioro de instalaciones) permite cubrir la obligación que adquiere el propietario de una mascota frente a los daños que pueda ocasionar aquélla a terceros (tanto a seres vivos, corporales, como materiales).

El seguro de responsabilidad civil no cubre enfermedad o accidente de la mascota.

Algunas entidades ofrecen una ampliación del seguro de responsabilidad civil dentro del seguro de la casa para aquellos propietarios de mascotas NO PPP.

  • Seguro de accidente:

Es un seguro que contempla sólo los pagos o reembolsos de servicios veterinarios relacionados con un accidente sufrido por la mascota. Debemos de fijarnos en qué considera accidente cada seguro. A veces el seguro de salud incluye también el seguro de accidente.

  • Seguro de salud:

Un seguro de salud es un seguro que permite hacer frente a los gastos generados en una clínica veterinaria. Comparten con los planes de salud el pago mensual de una cuota por parte del propietario, pero en este caso a la entidad aseguradora.

Normalmente un seguro de salud no está pensado para hacer frente a los gastos preventivos o gastos previsibles, sino para los gastos generados por una enfermedad o un accidente, es decir, gastos imprevisibles. Sin embargo, existen seguros que sí ofertan opciones de prevención.

Dentro del abanico existente en los seguros de salud hemos de fijarnos en las coberturas que cubren para lo cual hemos de prestar atención a:

Coste de las visitas.

En función de la modalidad de seguro de salud que se elija, éste realizará el reembolso de los gastos en un porcentaje determinado con anterioridad (a mayor cuota mensual, mayor porcentaje de reembolso. Suelen ser seguros que permiten acceder a cualquier centro veterinario) o impondrá precios fijos a las clínicas concertadas (por lo tanto hay una lista restringida de centros a los cuales se puede acudir y el trabajo del veterinario está condicionado).

Los seguros se diferencian también por lo que cubren y lo que excluyen así como los límites que instauran:  a veces por visita, en otros casos por visita y por año y los menos sólo por año de contrato.  No todos se hacen cargo de las consultas de fisioterapia, de las terapias alternativas, de todas las pruebas diagnósticas, de los tratamientos en consulta y de los que son para administrar posteriormente en casa.

Validez geográfica y establecimientos adheridos.

La zona geográfica donde tiene validez el seguro es muy variable: los seguros que trabajan con clínicas concertadas suelen estar limitados a esas clínicas y a un área geográfica (en este caso España); existen seguros que son efectivos en todos los países y se puede recurrir a ellos cuando se está de viaje fuera del país de residencia habitual.

 Período vital cubierto.

Los seguros suelen tener una edad de contratación y un límite de edad a partir de la cual se rescinde el contrato. Existen seguros que limitan la contratación a los 5 años pero que siguen vigentes durante toda la vida del animal sin variación de la cuota debido a la edad, seguros que tienen una edad de contratación que se prolonga hasta los 9 años pero que a partir de ese momento sólo tiene en cuenta los gastos generados por un accidente, seguros que mantienen su vigencia sólo hasta los 7 años… Existen distintas fórmulas, lo que está claro es que nadie da duros a peseta así que conviene leer la letra pequeña de cualquier contrato antes de decidirse por un seguro en particular.

 Otras coberturas.

Algunos seguros incluyen los gastos generados por el deceso de un animal (cremación), otros incluyen parte de gastos no relacionados con la salud (residencia canina)…a veces hay confusión entre seguro de responsabilidad civil, seguro de accidente, seguro por enfermedad…Hay que tener los conceptos muy claros antes de decidirse a contratar algún seguro.

¿En qué otros aspectos hemos de fijarnos a la hora de elegir un seguro de salud animal?

El seguro ideal tiene que dejar total libertad al dueño de la mascota para elegir el profesional al cual quiere acudir. Tiene que dejar total libertad al veterinario para realizar el trabajo que él estime correcto, sin condicionar, sin limitar, sin dirigir. Es importante también permitir al profesional decidir cuál es el valor de su trabajo.

Las mascotas, al igual que los seres humanos, tienen una longevidad cada vez mayor. La probabilidad de enfermar y necesitar atención veterinaria y medicamentos es mayor a medida que envejecen.

Los medicamentos pueden llegar a ser muy caros y ser un factor limitante a la hora de tratar a un animal enfermo. En algunos casos que el seguro cubra los medicamentos constituye la diferencia entre poder tratar o no a ese animal.

Un buen seguro de salud tiene que estar allí toda la vida del animal…y cubrir las pruebas y los tratamientos necesarios.

Pero entonces… ¿Qué es mejor, un plan de salud o un seguro de salud?

Son dos cosas distintas y complementarias. El plan de salud cubre la prevención; el seguro de salud cubre la patología.

Entre los dos el animal quedaría cubierto para casi todo lo que le podría pasar y eso sería un plan integral de salud.

Autor: Mariem Bouzid. Veterinaria. Delegada de SantéVet.

Pin It


Envíanos tus noticias

Entra en nuestra comunidad

Accede a nuestra comunidad de adoptantes. Elige tu perfil y regístrate.


 

Diseño Web Creo Tu Página - Páginas Web Profesionales